Hora Santa por la Vida en todas las capillas de Adoración Eucarística de Chile

La Comisión Nacional de Adoración Eucarística en Chile invita a los adoradores de todas las capillas de Adoración Perpetua del país a unirse en oración por la vida, implorando a Dios que no se apruebe la Ley del Aborto.

El martes 29 de septiembre fue un día negro para el país, luego de que la Cámara de Diputados aprobara la idea de legislar la despenalización del aborto hasta las 14 semanas de gestación en Chile.

Desde 2017, el aborto en nuestro país está despenalizado bajo las causales de inviabilidad fetal, riesgo de vida de la madre y por violación. Sin embargo, en enero de 2021 se presentó un nuevo proyecto de ley para modificar el Código Penal.

El aborto bajo dichas causales ya es gravísimo… cuánto más será cuando comience a ser un acto indiscriminado, que con el paso del tiempo será permitido hasta el momento antes del nacimiento.

Ante un escenario tan complejo, la Adoración Eucarística se vuelve una necesidad imperante, en cuanto a que la Eucaristía es el mismo Señor Jesucristo: Señor de la vida y de la esperanza.

A Él acudimos para pedirle que no se apruebe la Ley del aborto libre en Chile, haciendo eco del reciente mensaje de nuestros obispos que nos recuerdan que “el valor de la vida y la dignidad de la persona humana son un fundamento esencial e irrenunciable de la vida en la sociedad”.[1]

Asimismo, el Papa Francisco señala[2]: “el aborto más que un problema, es un homicidio, quien aborta mata, sin medias palabras. Tomen cualquier libro de embriología para estudiantes de medicina. La tercera semana después de la concepción, todos los órganos ya están ahí, incluso el ADN… es una vida humana, esta vida humana debe ser respetada, ¡este principio es tan claro! A los que no pueden entenderlo, les haría esta pregunta: ¿es correcto matar una vida humana para resolver un problema? ¿Es correcto contratar a un sicario para matar una vida humana? Científicamente es una vida humana. ¿Es correcto sacarlo para resolver un problema?”.

De rodillas ante el Sagrario, ofrezcamos la Hora Santa de las 3 p.m., ya sea con la Coronilla de la Divina Misericordia, el Santo Rosario, la reflexión de la Palabra, el silencio de la oración, o lo que el Espíritu suscite:

  • Para que se rechace el actual proyecto del aborto que se discute en el Congreso
  • Por los legisladores que tienen en sus manos la vida de miles de niños por nacer.
  • Para que Dios perdone y convierta los corazones de todos los que participan de alguna manera de este macabro delito, incluyendo la sociedad y su silencio cómplice.

Esta Hora Santa por la Vida se extenderá según lo que dure el actual debate en el Congreso.

Esperamos que todos los adoradores del turno de las 3 p.m. puedan unirse en esta intención. Asimismo, quienes no están en adoración a esa hora pueden ofrecer su actividad del momento, o bien añadir esta intención en el turno que les corresponda, y a quienes no asisten regularmente a una Capilla de Adoración los invitamos también a rezar por las intenciones señaladas.

La imagen de Dios está en ese niño que aún no ha nacido”, que este mensaje de Santa Teresa de Calcuta nos acompañe en nuestra oración y en cada ocasión que nos encontremos con una madre y el milagro de la vida que lleva en su vientre.

Agradecemos la difusión y animación de esta noble causa.


[1]Declaración del Comité Permanente de la CECh (29 de septiembre 2021)

[2] Rueda de Prensa al término de su Viaje Apostólico a Budapest y Eslovaquia (15 septiembre 2021)